Ayudas para la rehabilitación de viviendas

Ayudas para la rehabilitación de viviendas

Es un hecho que cuando pensamos en “viviendas sostenibles” lo asociamos o bien a viviendas unifamiliares diseñadas desde su origen en planos para su máxima ecoeficiencia, o bien bloques de apartamentos/pisos. En ambos casos, desde su diseño inicial se tuvieron en cuenta, ultimas tecnologías en cuanto a eficiencia energética. Estos ejemplos van en la línea  de la nueva “construcción” u “obra nueva”.

Otro cambio importante en cuanto a las tendencias de construcción, es la accesibilidad/movilidad. España cuenta con muchísimas construcciones que no disponen de accesos para personas con movilidad reducida. Y millones de viviendas que carecen de ascensor.

Sin embargo hay múltiples opciones a la hora de rehabilitar viviendas en cuya época de construcción no se tuvieron en cuenta diversos factores sostenibles. Es por tanto posible incorporarlas a posteriori.

Se promueve la rehabilitación de inmuebles basándose en criterios de sostenibilidad. España tiene unos índices a la baja en cuanto a la rehabilitación de todo tipo de viviendas en comparación con otros países europeos. Hay una remontada pero seguramente el desconocimiento de sus ventajas y beneficios sea una de las claves.

En nuestras vidas, destinamos una partida muy importante de la economía del hogar para el pago de facturas relacionadas con el consumo de energía.

En el momento que elegimos nuestras casas para que tengan una optima eficiencia energética, estamos invirtiendo que algo que formará parte de nuestra modo de vida por siempre.

Es la primera vez que en un plan estatal de rehabilitación de viviendas se tienen en cuenta tanto las viviendas unifamiliares como las viviendas que de forma individualizada se acojan al plan, aunque formen parte de un bloque/edificio.

Desde Contendores Celdrán nos sumamos a todas las iniciativas que tengan que ver con promover la sostenibilidad.

De esta nueva medida a nivel estatal publicada en el BOE del 10 de marzo del presente año,  sacamos en conclusión que podrán beneficiarse viviendas con una antigüedad anterior a 1996 y como hemos citado anteriormente se tendrán en cuenta las reformas en pro de la eficiencia energética y accesibilidad.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies