¿Por qué debemos recuperar la madera?

¿Por qué debemos recuperar la madera?

Porque en los vertederos y escombreras acaban toneladas de madera que si pudiéramos recuperar evitaría la tala de muchos árboles.

Porque es necesario que nos acostumbremos a valorizar los residuos aprovechables ya que los recursos naturales son limitados y debemos tener máximo respeto al medio ambiente.

Porque la sostenibilidad consiste en saber usar racionalmente los recursos naturales para poder garantizar su disponibilidad a futuras generaciones.

Porque debemos luchar a una contra el cambio climático y a favor de los compromisos que exigen actuaciones sostenibles en general.

Porque con la recuperación de la madera:

Disminuye el porcentaje de madera virgen empleada en la fabricación de paneles o tableros.

La madera es un almacén natural de dióxido de carbono.

La madera es un residuos voluminoso por lo que su recuperación minimiza el espacio que esta ocuparía en los vertederos.

Se obtiene una fuente renovable de energía (biomasa).

Aumenta la conciencia ecológica de la sociedad y su satisfacción porque sus residuos se gestionan adecuadamente.

Se generan puestos de trabajo y un desarrollo social y medioambiental adecuado.

Y porque el vertedero no debe ser nunca el destino para la madera, siempre que se pueda separar del resto de residuos, así debemos hacerlo.

Estados en los que podemos encontrarnos madera:

Recortes: Son trozos pequeños, de varias dimensiones que se generan en el sector de la madera el mueble y la colocación de tarima flotante o parque.

Serrín y viruta: El serrín y la viruta es el polvo y trozos pequeños que se obtiene en los procesos de corte, lijado o transformación.

Palets: Los hay de dos tamaños, y es la plataforma universal que se emplea como base para el transporte de mercancías multimodal.

Envases de madera: De diversos tipos y modelos pueden ser tanto pequeños envases para fruta o regalos, o ser empleadas para el transporte de algunos tipos de mercancías como la maquinaria.

Muebles, puertas, etc.: En general se suelen producir cuando los ciudadanos reforman o cambian de casa y por desgracia es el tipo de madera que se suele mezclar con el escombro acabando en los vertederos..

Restos de construcción y derribo: En la construcción se utiliza madera para el encofrado, vigas, soportes, puertas y ventanas, etcétera, suelen tener un solo uso.

Restos de poda: Residuos vegetales que se generan en las tareas de mantenimiento y cuidado de arboles tanto en monte como en núcleos urbanos, se generan en forma de troncos, ramas, hojas . . . En este punto cabe destacar que los troncos de palmera contaminados con el picudo rojo tienen un tratamiento y coste especial.

Bobinas: Son los soportes de cables y mangueras de canalizaciones que se pasan por los núcleos urbanos para abastecer de electricidad, Internet, telefonía, etc.

Madera tratada: Traviesas, postes,que han recibido un tratamiento previo y por ello son más difíciles de tratar.

Tras su recogida y transporte se da paso a su tratamiento en el cual el residuos es sometido a procesos de clasificación limpieza y reducción de volumen, se le puede dar uso para la fabricación de tablero aglomerado, producción como combustible energético alternativo, fabricación de compostaje y otros usos ganaderos.

El objetivo principal la re-utilización al 100 % de los residuos de madera.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies